El final del verano

Este debería ser el último post de este blog. Para los que lamenten este hecho porque les entretenía leer las cosillas que iban saliendo que no desesperen. Tan solo vamos a cambiar de dirección y podrán seguir con las nuevas entregas del quesito amarillo aquí:

http://quesitoamarillo.wordpress.com/

Además, como siempre que volvemos de vacaciones hay que hacer buenos propositos, el mío ha sido abrir otro blog con otras cosas que me parecen interesantes pero no están relacionadas con la historia (ciencia, astronomía, tecnología, frikadas varias) siempre intentando que sean amenas y entretenidas:

http://curiociosidades.wordpress.com/

Espero que las nuevas direcciones no eviten que sigais entrando (ya sabéis que es muy fácil actualizar un favorito y de todas formas dejaré aquí los enlaces).

Gracias por la atención.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Qué se conoce como la Trampa Esterlina?

La pregunta de hoy es un poco rebuscada y espero que los lectores me perdonen pero tiene tanto de economía como de historia. De todas formas, con la crisis actual, todos sabemos mucha más economía que nunca, así que contesten ustedes. ¿En que se parece la situación actual de China a la de Francia en los años 20 del siglo pasado?

A principios del siglo XX el Imperio Británico era aún la potencia hegemónica del mundo y la libra esterlina ocupaba el trono que hoy ocupa el dólar. Por eso los (i)responsables de la economía francesa de la época decidieron que era muy inteligente acumular en sus reservas libras esterlinas que eran un valor seguro. Poco a poco, los Estados Unidos fueron demostrando que eran una superpotencia económica tan grande o mayor que sus colegas británicos y el dólar empezó a socabar la autoridad internacional de la libra.

resize_dollar-trap

Los franceses se dieron cuenta demasiado tarde de que tenían demasiadas libras cuando lo que estaba de moda eran los dólares. Debieron sentirse un poco como ese comercio de barrio que encargó una remesa de 100 videos beta a principios de los 80. En realidad estaban mucho peor ya que si empezaban a vender libras el precio de la libra bajaría y sus reservas se depreciarían. Cuantas más libras vendieran más bajaría el precio y menos valdrían las reservas que quedaran (así es la economía, cuando hay mucho a la venta el precio suele bajar). A este dilema se le llamó trampa esterlina y cuando los franceses consiguieron salir de ella tanto Francia como Inglaterra quedaron sumidas en una grave crisis que se agravaría poco después con el crack del 29.

¿Y qué tiene que ver China con todo esto? Pues muy fácil, China posee actualmente bonos del tesoro estadounidense por valor de varios billones de dólares. Si algún día el dólar dejara de ser tan fuerte y los chinos perdieran su confianza puede que se vieran en otra trampa parecida. Aunque esta no sería esterlina.

Deja un comentario

Archivado bajo América, Asia, Europa, Mundo Contemporáneo

¿Cuándo empieza el Ramadán?

Si la pregunta se la hacemos a un musulmán nos mirará extrañado ya que Ramadán es el nombre del 9º mes del calendario islámico con lo que la pregunta sería similar a preguntar a un occidental ¿Cuándo empieza septiembre? Pues el día 1 ¿no? Lo que pasa es que el calendario islámico se basa en meses lunares con lo que la fecha exacta del inicio del Ramadán respecto a nuestro calendario solar no es fija. Otra pregunta más sencilla ¿Por qué es tan importante este mes?

El ayuno en el mes del Ramadán es uno de los 5 pilares del Islam . Durante este mes los musulmanes no pueden comer, beber ni mantener relaciones sexuales mientras pueda verse el sol. Aquí es dónde vuelve a tomar importancia la fecha del año solar con la que coincide el Ramadán. Yo, personalmente, preferiría no abstenerme de ninguna de estas tres cosas durante un día de principios de julio en el que el sol alumbra el mundo más de 15 horas. Puestos a ayunar, ayunaría a finales de diciembre que la cosa se queda en 9 horitas más o menos. Lo malo, como hemos dicho, es que esta fecha es movil y la forma de calcularla no es tan sencilla como la de nuestro domingo de pascua (el primer domingo después de la primera luna llena tras el equinoccio de primavera, fácil ¿no?).

La mayoría de calendarios lunares compensan la diferencia con el calendario solar (unos 10 o 12 días) añadiendo un mes extra cada tres años. Históricamente el calendario árabe antiguo también funcionaba así pero con la llegada del islam se perdió esta costumbre haciendo que las fechas islámicas se desplacen por el calendario solar hasta volver al punto inicial cada 32 años “cristianos” que equivalen a 33 años “musulmanes”. Otro detalle que influye en la fecha del Ramadán es la subjetividad a la hora de percibir “el primer creciente lunar” que es cuando realmente empieza. Además de que las fases lunares son ligeramente variables dependiendo del lugar geográfico, resulta que el Corán prescribe que la observación debe ser a simple vista así que en cada país islámico hay unos señores que se suben a un sitio alto para escudriñar la luna creciente que anuncia el Ramadán sin telescopio que valga.

En conclusión. Mañana (más o menos) empieza el Ramadán así que si usted es musulman y quiere suavizar el trance, viaje al hemisferio sur y se “ahorrará” unas cuatro horas de ayuno al día.

3 comentarios

Archivado bajo Mundo Contemporáneo, Universal

¿A qué llamaron los británicos El Gran Juego y los rusos El Torneo de las Sombras?

Mañana se celebran elecciones en un Afganistan ocupado por fuerzas internacionales bajo mandato de la ONU. No siempre fue así. Antes las fuerzas internacionales venían sin que nadie las mandara y solo buscaban su beneficio propio. Lo que hoy es Afganistan ha sido desde siempre una tierra de paso para grandes imperios y superpotencias. ¿Qué ocurrió allí tal día como hoy hace justo 90 años?

Al Reino Unido cuando aún se llamaba Imperio Británico, no le temblaba el pulso si debía luchar alguna escaramuza con franceses, holandeses y alemanes en sus colonias africanas, tampoco le iba a temblar por enfrentarse a los rusos en Asia. La India era la joya de la corona británica y cuando los rusos se expandieron hacia el sur saltaron las alarmas. Por eso unos y otros se pelaron por emplazar en Afganistan un gobierno “amigo” (títere). Estas maniobras geopolíticas recibieron el nombre de Gran Juego. Los Afganos pastunes quisieron agradar a unos y otros y al final acabaron luchando con ambos una guerra de liberación que acabó con su declaración de independencia justo el 19 de agosto de 1919 con la firma del tratado de Rawalpindi.

No acabaron aquí los problemas para Afganistán. El lugar de los ingleses lo ocuparon los americanos durante la guerra fria y los afganos volvieron a encontrarse en medio. Los rusos invadieron Afganistán cuando las guerrillas islamistas amenazaban con derrocar el gobierno prosoviético. Los americanos no perdieron la oportunidad de ayudar todo lo que pudieron a sus amigos islamistas que luchaban por una causa tan noble (véase Rambo III). El Gran Juego continuaba. Un par de décadas después todos los amigos (Irán, Iraq, Afganistan,…) a los que habían ayudado los USA tan desinteresada y galantemente formaban el eje del mal. Casualidades tiene la vida.

Quizá después de tantas y tantas veces de cometer el mismo error alguien empiece a darse cuenta que el enemigo de mi enemigo no siempre es mi amigo. Sobre todo si duerme con un Kaláshnikov bajo la almohada al que quiere más que a sus hijos.

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo Contemporáneo, Oriente Próximo

¿En qué mes nació Julio Cesar?

Si la pregunta fuera de trivial y no tuviera ni remota idea contestaría que en julio por la coincidencia con el nombre… y acertaría. Julio Cesar nació en un mes de julio como el que hoy acaba. Claro que no fue casualidad porque cuando él nació lo hizo en el mes de quintilis. Lo que pasa es que una de las reformas que introdujo en la ex-república de Roma durante su dictadura fue la relativa al calendario (llamado juliano en su honor) y ya que uno tiene el poder absoluto y está reformando el calendario, pues lo normal es que le cambie el nombre al mes en que nació y le de el suyo propio.

Su sobrino Augusto hizo algo parecido con el mes que antes era sextilis y ahora es agosto, claro que en este caso el cambio fue más acusado ya que sextilis tenía solo 30 días y eso era demasiado poco para un emperador de su talla así que decidió robarle un día a febrero y ponérselo a su nuevo mes. En el calendario juliano los meses de 30 y 31 días eran siempre alternos así que a septiembre le tocaban 31 días y de este modo habría tres meses seguidos con este mismo número así que Augusto decidió cambiar el resto de los meses a partir del suyo y por eso hoy nos sirve la regla de los nudillos para saber qué meses tienen 31 días.

Otra buena pregunta sobre el calendario juliano (que también vale para el actual) es por qué septiembre, octubre, etc no son los meses 7º, 8º, etc. La respuesta también es sencilla. Lo más importante para los romanos era la guerra así que su año empezaba en el mes consagrado a Marte que es marzo. En este mes es cuando se decidían las estrategias militares (a qué vecinos se atacaría ese año) y las campañas siempre debían ser en verano que es cuando hacía buen tiempo para guerrear con lo que marzo fue el primer mes de la primavera. Con el tiempo Roma creció y las campañas se hicieron cada vez más complicadas por lo que no daba tiempo a planificarlas y ejecutarlas empezando en marzo. Por eso los romanos se sacaron de la manga dos meses nuevos que pusieron delante y por eso hoy el año empieza en enero y ni septiembre es el 7º ni octubre el 8º. Todo por culpa de los romanos.

5 comentarios

Archivado bajo Europa, Mundo Clásico

¿Cómo empezó la I Guerra Mundial?

A principios del siglo pasado el Imperio Británico dominaba el mundo. Desde el fin de Napoleón los ingleses no habían tenido ningún enemigo digno de ellos pero seguían con la mosca detrás de la oreja. Rusia y Estados Unidos eran paises inmensos con una ingente cantidad de recursos propios mientras que el solar británico era un territorio diminuto. Esto había empujado a los ingleses del XIX a un frenesí colonial que los había hecho dueños de media Africa, India, Australia, Canadá además de pequeños enclaves estratégicos en Asía, América y ambos océanos. Con la unificación de Alemania en 1871 un nuevo invitado se sentaba en la mesa del colonialismo junto a franceses, italianos y, en menor medida, españoles, holandeses y belgas. Otro elemento importante fue la decadencia del Imperio Otomano del que fueron independizandose nuevos países que empezaron a pelear entre ellos por ampliar sus dominios. Así nacio el llamado “avispero de los Balcanes”.

Esta época de principios del siglo XX se donomina “Paz Armada”, ya os imaginaréis por qué. Como había mucho miedito, cada pais se fue buscando amigos y enemigos. Rusia se sentía protectora de los países eslavos que compartían su religión mientras que Alemania no dudó en dar a Austría-Hungria su apoyo incondicional ante cualquier conflicto. Los turcos se pondrían del lado contrario que su ancestral enemigo ruso y cualquier país naciedo de su decadencia. Hasta los propios ingleses sintieron la necesidad de asegurarse el apoyo de su histórico enemigo francés y formaron la llamada “Entente Cordiale”. Los franceses por su parte ya se habían hecho amigos de los rusos después de las guerras franco-prusianas. Así las cosas, una complicada red de alianzas se había tejido sobre Europa a principios de 1914. Solo faltaba un pequeño detonante para que la maquinaria de reloj se pusiera en marcha y el detonante llegó a finales de junio. El heredero del Imperio Austro-húngaro, el archiduque Franciso Fernando, fue asesinado en Sarajevo.

guerra

Los austríacos hicieron uso del “cheque en blanco” que les habían dado los alemanes y declararon la guerra a Serbia tal día como hoy hace 95 años. Aquí podría haber acabado todo si no fuera por el sistema de alianzas que fue activado en ese momento. Rusia no se lo pensó dos veces y declaró la guerra a Austria-Hungría tres días después. Al día siguiente Alemania declaraba la guerra a Rusia y ya de paso se la declaraba también a Francia que aún no se había movido pero tampoco había olvidado la perdida de Alsacia y Lorena a manos de los alemanes. Finalmente, Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania el día 4 de agosto.  Ahora sabemos de dónde sacó Tarantino la inspiración para la última escena de Reservoir Dogs.

1 comentario

Archivado bajo Europa, Mundo Contemporáneo, Uncategorized

¿Jesús era judío o cristiano?

En artículos anteriores se han examinado motivaciones de la presencia de los judíos en Palestina. Ahora toca ver por qué están tan interesados en esa tierra los cristianos. Para contestar la pregunta de arriba haremos otra ¿Qué une y qué separa a cristianos y judíos?

Si alguna respuesta es correcta a la pregunta del título es que Jesucristo fue judío. Nació en una familia judía y vivió toda su vida en el seno de la comunidad judía. Algunas traducciones de la Biblia mantienen la palabra Rabbí en lugar de Maestro como tratamiento que daban a Jesús los fariseos que lo interpelaban. Lo que pasa es que los judíos esperaban entonces (y siguen esperando hoy) un enviado de Dios y cuando Jesús se autoasignó ese papel de mesías pocos judíos le creyeron. De hecho, las máximas autoridades judías presionaron a la administración romana para que juzgara a Cristo por blasfemia para impedir que proliferara lo que ya empezaba a ser una secta dentro del judaismo más ortodoxo. El resto de la hitoria es de sobra conocido.

Muerto Jesús, los judíos pensaban que habían zanjado el problema pero éste no había hecho más que empezar. La predicación de los discípulos hizo que la secta creciera rápidamente. Lo más sorprendente del asunto es la cantidad ingente de cristianos que estuvo entonces dispuesta a sufrir martirio por su recién nacida fé. Los mártires le daban una gran credibilidad a esta doctrina que resultaba además bastante atractiva en un mundo lleno de pobres y desesperados. Bajo la dirección de San Pedro y sobre todo de San Pablo, el cristianismo se extendió rápidamente por el Imperio Romano. A más cristianos, más mártires y la bola de nieve seguía creciendo. Los romanos, cuya filosofía estoica no les permitía comprender los conceptos cristianos de amar al enemigo y poner la otra mejilla, se hartaron de perseguir y ejecutar cristianos intentando erradicarlos cuando lo único que conseguian era alentarlos aún más. Lo que había empezado como una secta judía minoritaria se convirtió en el siglo IV en la religión oficial del Imperio Romano y en los siglos siguientes en la religión mayoritaria del mundo.

El cristianismo, como el judaísmo,  se fundamenta en el Pentateuco (los cinco primeros libros de la Biblia que los judíos llaman Torá) y por tanto reconoce Palestina como Tierra Santa, máxime cuando el nacimiento y la muerte de Jesús se produjo en esa misma tierra. Los cristianos romanos y bizantinos controlaron Palestina hasta que otro pueblo elegido por otro Dios (en realidad era el mismo) trajo otra religión que llegó para quedarse, el Islam.

10 comentarios

Archivado bajo Oriente Próximo