¿Por qué nombre se conocía a Irán en la antigüedad?

Hace unas semanas casi nadie sabía quién era Alí Jamenei o qué papel interpreta el Consejo de Guardianes en la política iraní. Estas últimas fechas, los periódicos se han encargado de ilustrarnos sobre estos y otros temas relacionados con este país tan importante en oriente medio. Esquivando como siempre disputas ideológicas y opiniones políticas se nos plantea esta pregunta ¿Cómo ha llegado Irán a ser lo que es ahora?

El territorio que hoy llamamos Irán ha sido conocido de siempre por la historia como Persia. Persa y no árabe es el idioma oficial del Irán de hoy a diferencia de la mayoría de los paises de confesión musulmana. Mongoles, turcos y sasánidas se han sucedido en el control del primitivo Imperio Persa. Figuras como Ciro el Grande, Jerjes, Darío, Alejandro Magno, Gengis Khan y Tamerlán se sentaron en el trono de Persépolis. Sin embargo la identidad persa se ha ido sofocando poco a poco durante los 14 siglos que lleva el Islam instalado en la región. Ni siquiera queda el nombre del imperio, que fue sustituído por Irán. A muchos les sorprendera saber que este nombre significa “tierra de los arios” ya que el origen étnico de la tan cacareada raza aria es el conglomerado indo-iranio (chúpate esa Hitler). Dejando a un lado la etimología continuaremos con la revolución de 1979.

Antes de la revolución, el último Sha de Persia pudo celebrar el 2500 aniversario del Imperio escenificando una cierta continuidad de la institución monárquica que representaba. Pocos años después, este último Sha huía de Teherán con el rabo entre las piernas. De poco le servía todo el apoyo americano a su proyecto laico de modernización de Irán. Tras masivas manifestaciones en la calle, el clero chií representado por el ayatolá Jomeini se hacía con las riendas del poder y el pueblo aprobaba en referendum la Constitución de la República Islámica de Irán por un sospechoso 99,9%. EE.UU. tuvo que buscarse otro aliado que se enfrentara a los fundamentalistas iranís y por eso encumbró a un tal Sadam Hussein al poder del vecino Iraq a principios de los 80. No tardó mucho el fiel perro Sadam en declarar la guerra al enemigo de su amo pero a Reagan le salió el tiro por la culata y pronto tuvo en contra dos regímenes en el Golfo Pérsico y no sólo uno.

Desde entonces a hoy Jameneí sustituyó a Jomeini como líder supremo y el decorado cambió tanto como se diferencian sus nombres, o sea, poco. Hoy los hijos de los estudiantes que en el 79 se manifestaron junto a Jomeini se están manifestando contra Jameneí. Nadie se atreve ya a descartar una nueva revolución aunque puede que esta vez sea menos islámica y más iraní.

Deja un comentario

Archivado bajo Oriente Próximo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s